31 ene. 2013

LECCIÓN 31


No soy víctima del mundo que veo.

1.  La idea de hoy es  la introducción  a tu declaración  de  emancipación.  
2 Una vez más,  la idea  debe aplicarse tanto al mundo que ves fuera de ti como al que ves dentro. 
3 Al aplicar la idea de hoy lo haremos de una manera que se utilizará cada vez más, con ciertas modificaciones que ya se irán indicando.
4 En general, esta manera de practicar comprende dos aspectos: uno en el que aplicas la idea de manera más prolongada, y otro en el que haces frecuentes aplicaciones de la idea en el transcurso del día.

2. La idea de hoy requiere dos sesiones de práctica más largas que de costumbre, una por la mañana y otra por la noche. 
2 Se recomiendan de tres a cinco minutos para cada una de ellas. 
3 Durante ese intervalo, mira lentamente a tu alrededor mientras repites la idea dos o tres veces. 
4 Luego cierra los ojos y aplica la idea a tu mundo interno. 
5 Te liberarás de ambos al mismo tiempo, pues el interno es la causa del externo.

3. Mientras exploras tu mundo interno permite simplemente que cualquier pensamiento que cruce tu mente llegue hasta tu conciencia, obsérvalo por un instante, y luego reemplázalo con el siguiente.  
2 Trata de no establecer ninguna jerarquía entre ellos.  
3 Observa su ir y venir tan desapasionadamente como puedas.
4 No te detengas en ninguno en particular, sino trata de mantener un ritmo uniforme y calmado, sin ningún marcado interés por tu parte.
5 Mientras estés sentado observando tus pensamientos serenamente, repite la idea de hoy en tu interior tan a menudo como quieras, mas sin ninguna sensación de premura.

4. Repítela además tan frecuentemente como puedas en el transcurso del día. 
2 Recuerda que al hacerlo estás haciendo una declaración de independencia en nombre de tu propia libertad. 
3 Y en tu libertad radica la libertad del mundo. 

5. La idea de hoy es también especialmente útil como respuesta a cualquier tipo de tentación que pueda presentarse. 
2 Es una declaración de que no vas a sucumbir a ella, aprisionándote así a ti mismo.

***************************

He detenido el fluir de mis pensamientos inconscientes a lo largo de todo el día, he observado la situación en la que me encontraba en cada momento y los pensamientos que se producian, los sentimientos que provocaban en mi y mi estado anímico.
He visto que puedo detener el torrente de ideas que se encadenan descontroladamente y que me hacen sentir. Al aplicar la idea de hoy, "no soy víctima del mundo que veo", no se detienen los pensamientos, pero adquieren otro matiz, las cosas que suceden no son para mi, suceden porque existe un "plan", todo está en perfecto orden, no hay diferencia entre causa y efecto. No soy capaz de verlo y mucho menos de entenderlo, pero siento que así es.

No he visto la parte positiva de las situaciones "malas", he tenido una sensación de ser observador, incluso cuando la situación me tocaba directamente. Una extraña y agradable sensación, como cuando veo una película en la que la escena no me dice nada, pero que se que al final de la historia todo tomará sentido. Así que me he relajado y he podido disfrutar de cada escena de hoy.

Y aún mejor, al tomar esta actitud, me he sentido bien, y el placer de disfrutar cada momento eliminaba las incoherencias en mi estado de ánimo. Las situaciones se iban encadenando sin perturbarme, como los pensamientos que se sucedian sin afectarme.

El mundo y mi mundo interior se equilibraron.

No ha sucedido nada especial, pero he tenido la sensación de que TODO ha sido especial. He sentido paz.

Imposible explicar con palabras estas sensaciones, miro al mundo, a la vida, de otra manera y la vida me responde de otra manera. Cuando temo al mundo este me responde con ataques, con tensión y miedo. Cuando amo la vida percibo amor en todo lo que veo... Y me viene a la cabeza la canción de los Beatles;
"todo lo que necesitas es amor"




30 ene. 2013

LECCIÓN 30


Dios está en todo lo que veo porque Dios está en mi mente.

1.  La idea de hoy es el trampolín a la visión.  
2 Por medio de esta idea el mundo se abrirá ante ti, y al contemplarlo verás en él lo que nunca antes habías visto. 
3 Y  lo que antes veías ya no será ni remotamente visible para ti.

2. Hoy vamos a intentar un nuevo tipo de "proyección". 
2 No vamos a tratar de deshacernos de lo que no nos gusta viéndolo afuera.  
3 En lugar de ello, trataremos de ver en el mundo lo que está en nuestras mentes, y lo que deseamos reconocer se encuentra ahí.
4 Así pues, estamos tratando de unirnos a lo que vemos, en vez de mantenerlo separado de nosotros. 
5 Ésa es la diferencia fundamental entre la visión y tu manera de ver.

3. La idea de hoy debe aplicarse tan frecuentemente como sea posible a lo largo del día. 
2 Cada vez que tengas  un  momento,  repítela  lentamente  para  tus  adentros,  mirando  a  tu  alrededor  y  tratando  de comprender que la idea es aplicable a todo lo que ves ahora o podrías ver ahora si estuviese al alcance de tu vista.

4.  La verdadera visión no está limitada por conceptos tales como "cerca" o "lejos".  
2 Para que te vayas acostumbrando a esta idea, trata de pensar, a medida que aplicas la idea de hoy, en cosas que estén más allá de tu alcance visual, así como en aquellas que de hecho puedes ver.

5.  La verdadera visión no sólo no está limitada por el espacio ni la distancia, sino que no depende en absoluto de los ojos del cuerpo.
2 La mente es su única fuente. 
3 Como  ayuda adicional para que te vayas acostumbrando cada vez más a esta idea, dedica varias sesiones de práctica a aplicarla con los ojos cerrados, usando cualquier tema que te venga a la mente, mirando en tu interior en vez de afuera. 
4 La idea de hoy es aplicable por igual tanto a lo uno como a lo otro.


**************************

La verdad es que hoy me he perdido con esta idea, no acabo de entender el concepto, lo que en ella se propone. A pesar de ello he realizado el ejercicio.

A mi mente vienen dos conceptos:
"La vida es un espejo" y
"La intuición es la forma más elevada de visión".



29 ene. 2013

LECCIÓN 29


Dios está en todo lo que veo.

1. La idea de hoy explica por qué puedes ver propósito en todo. 
2 Explica por qué nada está separado, por sí mismo o en sí mismo. 
3 También explica por qué nada de lo que ves tiene significado alguno. 
4 De hecho, explica cada una de las ideas que hemos usado hasta ahora, y también todas las subsiguientes. 
5 La idea de hoy es el pilar de la visión.

2. Es probable que a estas alturas te resulte muy difícil entender la idea de hoy. 
2 Puede que creas que es tonta, irreverente, insensata, graciosa e incluso censurable.  
3 Ciertamente Dios no está en una silla tal como tú la ves. 
4 No obstante, ayer subrayamos que una simple mesa comparte el propósito del universo.
5 Y lo que comparte el propósito del universo comparte el propósito de su Creador.

3. Trata hoy, pues, de comenzar a aprender a mirar a todas las cosas con amor, con aprecio y con una mentalidad abierta. 
2 Ahora mismo no las ves. 
3 ¿Cómo podrías saber lo que en ellas se encierra? 
4 Nada es como a ti te parece que es. 
5 Su santo propósito está más allá de tu limitado alcance. 
6 Cuando la visión te haya  mostrado  la  santidad  que  ilumina  al  mundo,  entenderás  la  idea  de  hoy  perfectamente.  
7 Y no entenderás cómo pudo jamás haberte resultado difícil.

4. Nuestras seis sesiones de práctica, de dos minutos cada una, deben seguir la norma habitual: comienza repitiendo la idea en tu interior y luego aplícala a aquellos objetos seleccionados al azar que estén a tu alrededor,  nombrando  específicamente  cada  uno  de  ellos.  
2 trata  de  evitar  la  tendencia  a  dirigir  la selección,  que,  en  el caso  de  la  idea  de  hoy,  puede  ser una  gran  tentación  debido a su  naturaleza totalmente extraña. 
3 Recuerda que cualquier orden que tú intentes imponer le es igualmente extraño a la realidad.

5.  Debes, por lo tanto, evitar al máximo ser tú mismo quien dirige la selección de objetos.  
2 Una lista adecuada podría incluir, por ejemplo:
3 Dios está en este perchero. 
4 Dios está en esta revista.
5 Dios está en este dedo. 
6 Dios está en esta lámpara. 
7 Dios está en ese cuerpo. 
8 Dios está en esa puerta. 
9 Dios está en esa papelera.
10 Además de repetir la idea de hoy durante las sesiones de práctica asignadas, repítela como mínimo una vez por hora, mirando lentamente a tu alrededor mientras repites las palabras para tus adentros sin prisa.
11 Por lo menos una o dos veces deberías experimentar una sensación de sosiego mientras haces esto.


*******************************

Hoy no he entendido el ejercicio. No se donde lleva. Pero recuerdo que de niño, tampoco entendía para que servian las matemáticas y ya ves...

La manera en que mis pensamientos crean mis percepciones ha quedado de nuevo patentes al pensar en el concepto de "Dios". Hay resistencias por mi parte ante esta palabra, que no es más que un símbolo para describir algo que no es describible, pero que no por ello es irreal. Se le llame Dios, Energía, Big-Bang, Amor, Paz, Intención, Fuerza Creadora, Infinito, o con cualquier otro nombre, no deja de ser un intento de entender lo que sólo se puede sentir.

Lo que yo siento es que, como en un fractal, un patrón de forma se repite constantemente, y que desde mi posición en él, soy incapaz de percibir la totalidad, pero que mirando a mi alrededor y tomando consciencia de esa repetición (como es arriba es abajo), puedo llegar a percibir o sentir o experimentar esa totalidad.
En una silla está el todo, en un dedo está el todo...

Bueno, son divagaciones, al fin y al cabo esto es metafísica.


28 ene. 2013

LECCIÓN 28


Por encima de todo quiero ver las cosas de otra manera.

1.  Hoy le estamos dando una aplicación realmente concreta a la idea de ayer.  
2 En estas sesiones de práctica vas a hacer una serie de compromisos definitivos. 
3 El que los cumplas o no en el futuro no es algo que nos concierna ahora. 
4 Si al menos estás dispuesto a hacerlos ahora, habrás dado el primer paso en el proceso de cumplirlos. 
5 Y todavía estamos en el principio.

2.  Tal vez te preguntes por qué es importante decir, por ejemplo, "Por encima de todo quiero ver esta mesa de otra manera”.  
2 De por sí, eso no es importante.  
3 Sin embargo, ¿qué existe de por sí? 
4 ¿Y qué significa "de por Sí"? 
5 Ves a tu alrededor una legión de objetos separados, lo cual significa que en realidad no ves nada. 
6 O ves o no ves. 
7 Cuando hayas visto una sola cosa de otra manera, verás todas las demás cosas de otra manera también.  
8 La luz que veas en cualquiera de ellas será la misma luz que verás en todas ellas.

3.  Cuando dices: "Por encima de todo quiero ver esta mesa de otra manera", estás comprometiéndote a abandonar todas las ideas preconcebidas que tienes acerca de la mesa, y a tener una mente receptiva con respecto a lo que esa mesa es y al propósito que tiene.
2 No la estás definiendo en función del pasado.
3 Estás preguntando qué es, en vez de decírselo.  
4 No estás constriñendo su significado a tu reducida experiencia con mesas, ni estás limitando su propósito a tus insignificantes pensamientos personales.

4.  Nadie cuestiona lo que ya ha definido. 
2 Y el propósito de estos ejercicios es hacer preguntas y recibir respuestas. 
3 Al decir: "Por encima de todo quiero ver esta mesa de otra manera" te estás comprometiendo a ver. 
4 Mas no es éste un compromiso exclusivo.  
5 Es  un compromiso que es aplicable tanto a la mesa como a cualquier otra cosa.

5.  Podrías, de hecho, alcanzar la visión valiéndote sólo de esa mesa, si pudieses abandonar todas tus ideas acerca de ella y mirarla con una mente completamente receptiva.
2 Tiene algo que mostrarte; algo bello, puro y de infinito valor, repleto de felicidad y esperanza.  
3 Oculto tras todas las ideas que tienes acerca de ella se encuentra su verdadero propósito, el cual comparte con todo el universo.

6. Al usar la mesa como un sujeto para la aplicación de la idea de hoy, estás en realidad pidiendo ver cuál es el propósito del universo. 
2 Y  con cada objeto que uses en tus sesiones de práctica estarás haciendo esa misma petición. 
3 Y estarás comprometiéndote con cada uno de ellos a dejar que su propósito te sea revelado, en lugar de imponerles tú tu propio dictamen.

7.  Hoy llevaremos a cabo seis sesiones de práctica de dos minutos cada una, en las que primero debes repetir la idea de hoy, y luego aplicarla a cualquier cosa que veas a tu alrededor. 
2 No sólo debes escoger los objetos al azar, sino que, al aplicarles la idea de hoy, debes ser igualmente sincero con todos ellos, intentando reconocer de esta manera la idéntica contribución que cada uno de ellos le presta a tu visión.

8.  Como de costumbre, las aplicaciones deben incluir el nombre del objeto en el que tu mirada se pose, y debes mantener tus ojos sobre él mientras dices:
2 Por encima de todo quiero ver este(a) _____ de otra manera:
3 Cada aplicación debe hacerse muy despacio y tan a conciencia como sea posible. 
4 No hay prisa.


***********************************


En las primeras sesiones del ejercicio esperaba ver algo diferente, creía que vería un resplandor alrededor de los objetos o que sentiría como, a nivel atómico, todo es Uno. Realmente quiero ver las cosas de otra manera, pero nada, la silla sigue siendo una silla y el perchero es un perchero.

Está claro que no sé lo que tengo que ver diferente, pero en estas reflexiones e intentos de visión, he percibido una diferencia; al esperar ver las cosas de otra manera, he dejado de verlas como son. La silla seguía siendo una silla, pero estaba desprovista de mi carga emocional. Se reafirma la idea de que soy yo el que decide ver las cosas de una manera o de otra, y de que en mi "atención" a lo que veo está la respuesta, el cambio.

Puedo sentir frío o calor, puedo calificarlos de bueno o malo, y puedo sentir en  mi cuerpo ese frío o calor como algo que me gusta o que no. Pero si no lo califico, si tan solo lo percibo y dejo que sea, el frío o el calor se convierte sólo en "temperatura". Eso es real, es una percepción más allá de los juicios, es una percepción más allá de la dualidad.

La dualidad la hemos inventado entre todos, es útil para sentir, ante un hecho como la temperatura, nos permite percibir sus distintos grados como separados, y darles un significado para nosotros que nos hace percibir emociones.

La elección de la emoción que provoca es personal. Sólo yo decido si es bueno o malo, pero como mi visión está limitada a mis percepciones, mi educación y mis experiencias, suelo equivocarme muy a menudo, y esto lo sé porque la mayor parte del tiempo, no estoy en un estado de paz.

Cambiar la visión es dejar de ver las cosas desde la dualidad. Otra visión es posible, pero esto significa renunciar a la forma habitual de ver, implica anteponer el pensamiento a lo que sucede. Soy responsable de lo que veo, de como entiendo lo que veo,  del significado que doy a las cosas, personas y circunstancias, y por tanto, en mi mano está cambiar el paradigma.

A estas alturas del curso, no sé como se hace esto, los ejercicios van cambiando mi percepción, mi entendimiento del mundo y de mi mismo. Cada vez me resulta más fácil encontrar el lado amable de la vida al fijar mi percepción más allá de los juicios.

El trabajo continúa, me siento bien, confiado.



27 ene. 2013

LECCIÓN 27


Por encima de todo quiero ver.

1.  La idea de hoy expresa algo más fuerte que una simple resolución.  
2 Le da prioridad a la visión por encima de todos tus demás deseos.  
3 Quizá te sientas indeciso con respecto a si usar esta idea o no, debido a que no estás seguro de si eso es lo que realmente quieres.
4 Eso no importa. 
5 El propósito de los ejercicios de hoy es aproximar un poco más el momento en que esta idea sea completamente verdadera para ti.

2.  Puede que sientas una gran tentación de creer que se te está pidiendo algún tipo de sacrificio cuando dices que por encima de todo quieres ver. 
2 Si  te sientes incómodo por la falta de reserva que esta idea entraña, añade:
3 La visión no le cuesta nada a nadie.
4 Si el temor a perder algo aún persiste, di además: 
5 Tan sólo puede bendecir.

3.  Necesitas repetir la idea de hoy muchas veces para obtener el máximo beneficio. 
2 Se debe repetir por lo menos cada media hora, e incluso más si es posible. 
3 Puedes intentarlo cada quince o veinte minutos.
4 Se recomienda que al despertarte o poco después, establezcas un horario fijo según el cual vas a repetir la idea de hoy, y que trates de adherirte a él durante todo el día. 
5 No te será difícil hacerlo, aun si estás conversando u ocupado en otra cosa cuando llegue el momento de repetirla.  
6 Siempre se puede repetir una frase corta silenciosamente sin que ello interfiera en nada.

4.  Lo que realmente importa es: ¿con qué frecuencia te vas a acordar? 
2 ¿Hasta qué punto quieres que esa idea sea verdad? 
3 Si contestas una de estas preguntas habrás contestado la otra. 
4 Probablemente te saltarás algunas prácticas, o tal vez muchas. 
5 No  dejes que eso te perturbe, pero sí trata de adherirte al horario  establecido  de  ahí  en  adelante.  
6 Si  sientes  que  una  sola  vez  durante  todo  el  día  fuiste completamente sincero al repetir la idea de hoy, puedes estar seguro de que con ello te habrás ahorrado muchos años de esfuerzo.


***********************************

Puse el reloj para que sonase cada media hora. Repetí el ejercicio tantas veces como me acordaba, además de las programadas. No ocurrió nada especial, el día fue "normal".

Pero algo si noté, cada vez que me venía a la cabeza la idea de hoy, me daba cuenta de lo que pasaba por mi cabeza en esos momentos, me di cuenta de que mi mente-ego, no para de hablarme, un rur-run tedioso y pesado que me hace pensar, una y otra vez, en cosas que no me interesan, que no me aportan nada bueno, que no solucionan conflictos.

El ejercicio de controlar sistemáticamente en lo que pienso, me ha ayudado a darme cuenta de que pienso sin parar, y de que no pienso siempre en lo que mas me conviene, en cosas que me provocan paz. Al tomar consciencia de ellos, los cambiaba inmediatamente, y así he me he mantenido en un estado tranquilo y receptivo durante todo el día. No, no ha ocurrido nada especial durante el día, pero ahora me doy cuenta de que todo ha sido especial porque no inundé las cosas, las personas y las situaciones, con juicios y pensamientos propios, simplemente me pillaba, observaba, interactuaba y gozaba.

El ejercicio de "estar alerta" a los propios pensamientos, es un trabajo positivo que voy a repetir más veces. Chequear periódicamente mi cabeza hace que no deje que me invadan ego-pensamientos, ideas inútiles que causan desequilibrio en mi mente y cuerpo.

Así pues, "Por encima de todo quiero ver." No ha resultado como yo esperaba, pero si ha dado sus frutos, he podido "VER" el mundo de otra manera, aunque creo que no es a esto a lo que el curso hace referencia, siento que es un paso hacia adelante.




26 ene. 2013

LECCIÓN 26


Mis pensamientos de ataque atacan mi invulnerabilidad.

1. Seguramente resulta obvio que si puedes ser atacado es que no eres invulnerable.
2 Ves el ataque como una amenaza real.
3 Esto se debe a que crees que realmente puedes atacar.  
4 Y lo que tendría efectos a través tuyo también tiene que tenerlos en ti. 
5 Ésta es la ley que en última instancia te salvará, pero de la que ahora estás haciendo un uso indebido. 
6 Debes, por lo tanto, aprender a usarla en beneficio de lo que más te conviene en vez de en su contra. 

2. Puesto que no podrás sino proyectar tus pensamientos de ataque, temerás ser atacado. 
2 Y si temes ser atacado, es que crees que no eres invulnerable.  
3 Los pensamientos de ataque, por lo tanto, hacen que seas vulnerable en tu propia mente, que es donde  se  encuentran.  
4 Los pensamientos de ataque y la invulnerabilidad no pueden aceptarse al unísono, 
5 pues se contradicen entre sí.

3. La idea de hoy introduce el pensamiento de que siempre te atacas a ti mismo primero.  
2 Si los pensamientos de ataque entrañan forzosamente la creencia de que eres vulnerable, su efecto no es otro que debilitarte ante tus propios ojos. 
3 De este modo, han atacado tu percepción de ti mismo. 
4 Y puesto que crees en ellos, ya no puedes creer en ti mismo. 
5 Una falsa imagen de ti mismo ha venido a ocupar el lugar de lo que eres.

4. Practicar con la idea de hoy te ayudará a entender que la vulnerabilidad o la invulnerabilidad son el resultado de tus propios pensamientos.
2 Nada, excepto tus propios pensamientos, puede atacarte. 
3 Nada, excepto  tus  propios  pensamientos,  puede  hacerte  pensar  que  eres  vulnerable.  
4 Y nada,  excepto  tus propios pensamientos, puede probarte que esto no es así.

5. La idea de hoy requiere seis sesiones de práctica. 
2 Se deben dedicar dos minutos completos a cada una de ellas, que pueden reducirse a uno en caso de que la incomodidad sea demasiado grande.
3 No deben reducirse a menos de eso.

6. Comienza cada sesión repitiendo la idea de hoy, luego cierra los ojos y trae de nuevo a la mente aquellas  cuestiones  aún  sin  resolver  cuyos  posibles  desenlaces  te  inquietan.  
2 La  inquietud  puede manifestarse  en  forma  de  depresión,  ansiedad,  ira,  una  sensación  de  coacción,  miedo,  malos presentimientos o preocupación.  
3 Cualquier problema aún sin resolver que tienda a reaparecer en tus pensamientos durante el día constituye un sujeto adecuado. 
4 No podrás abarcar muchos de ellos en cada sesión de práctica porque se debe dedicar más tiempo del habitual a cada uno de ellos. 
5 La idea de hoy debe aplicarse de la siguiente manera: 
7. Primero, nombra la situación:
2 Estoy preocupado acerca de _____
3 Luego examina todos los posibles desenlaces que se te hayan ocurrido en conexión con la situación que te hayan causado inquietud, y refiriéndote a cada uno de ellos de manera muy concreta, di lo siguiente:
4 Temo que lo que pueda ocurrir es que _____

8.  Si has estado haciendo los ejercicios correctamente, deberías haber encontrado cinco o seis posibilidades desagradables para cada una de las situaciones en cuestión, y probablemente más.  
2 Es mucho mejor examinar detenidamente unas cuantas situaciones que revisar un número mayor superficialmente.  
3 A medida que la lista de los desenlaces que prevés se haga más larga, es probable. que,  algunos  de  ellos,  especialmente  aquellos que se te ocurran hacia el final, te resulten menos aceptables. 
4 Procura, no obstante, en la medida de lo posible, de tratarlos a todos por igual.

9. Después de que hayas nombrado cada desenlace que temes, di para tus adentros:
2 Este pensamiento es un ataque contra mí mismo.
3 Concluye cada sesión de práctica repitiendo una vez más para tus adentros la idea de hoy.


***********************************

Lo he pillado!!!!.
Esa parte de mi, el ego, que no para de darle vueltas a mi cabeza, haciéndome pensar en lo mismo una y otra vez sin llegar a ninguna conclusión. Esa vocecita que me grita por encima de lo que otros me dicen y no me deja escucharles, el ego, que salta a las primeras de cambio cuando alguien dice algo diferente a lo que él dice. Y veo que no me quiere, y se que ese ego soy también yo, por lo tanto si me escucho, no me quiero, y si no me quiero, cómo voy a pretender querer a los demás.

Al pillarlo me da la risa, cuantos años escuchando esa voz, creyendo que era la única forma de pensar, la única forma de ver las cosas...

Esto no ha sido una "revelación" ni una "iluminación", es el fruto de haber observado mis pensamientos, el ego es sutil, se esconde tras razones de peso, fomenta el miedo a lo que pasará y revive, desde su punto de vista el pasado,  cargado de malas experiencias que dan miedo o de experiencias gratas que provocan nostalgia.

Ahora ya lo he visto, tras estos ejercicios, le he reconocido. Es una parte de mi pero no soy yo. Puedo decidir si escucharle o no, puedo reirme de él riéndome de mi mismo. Y lo más importante; puedo entender a los demás, porque se que ellos también escuchan esa voz tan difícil de acallar y que, como a mi, les dice: Cuidado!!, todo y todos están contra ti!!, te atacan!!, mantente alerta!!, defiéndete!!, todo vale para sobrevivir!!...

Comienzo a entender de que va todo esto. Es bonito porque es divertido. He visto a mi personaje actuando y ahora puedo comenzar a ver el mundo desde otra perspectiva.

Estoy listo para comenzar.



25 ene. 2013

LECCIÓN 25


No sé cuál es el propósito de nada.

1.  Propósito es significado.  
2 La idea de hoy explica por qué nada de lo que ves tiene significado.  
3 No sabes para qué es. 
4 Por consiguiente, no tiene significado para ti. 
5 Todo existe para tu beneficio. 
6 Para eso es para lo que es; ése es su propósito; ése es su significado. 
7 Al reconocer esto, tus objetivos se unifican.
8 Al reconocer esto, lo que ves cobra significado.

2.  Tú percibes al mundo y a todo lo que éste contiene como significativo desde el punto de vista de los objetivos del ego. 
2 Éstos objetivos no tienen nada que ver con lo que más te conviene, ya que tú no eres el ego. 
3 Esta falsa identificación no te permite entender cuál es el propósito de nada. 
4 Consecuentemente, no puedes sino hacer un uso indebido de ello. 
5 Cuando creas esto, te esforzarás por retirar los objetivos que le has asignado al mundo, en vez de intentar reforzarlos.

3. Otra forma de describir los objetivos que ahora percibes es decir que sólo tienen que ver con tus intereses "personales" . 
2 Pero puesto que no tienes intereses personales, tus objetivos en realidad no guardan ninguna relación con nada.  
3 Al abrigarlos, por lo tanto, no estás abrigando ningún objetivo en absoluto. 
4 Por consiguiente, no sabes cuál es el propósito de nada.

4. Antes de que puedas entender los ejercicios, es necesario un pensamiento adicional.  
2 En los niveles más superficiales reconoces el propósito de todas las cosas.  
3 Sin embargo, el propósito de algo no se puede entender en esos niveles.  
4 Por ejemplo, entiendes que el propósito de un teléfono es hablar con alguien que no se encuentra físicamente en tu proximidad inmediata.
5 Lo que no comprendes es para qué quieres ponerte en contacto con él. 
6 Y es eso lo que hace que tu contacto con él sea o no significativo.

5.  Es  fundamental  para  tu  aprendizaje  que  estés  dispuesto  a  renunciar  a  los  objetivos  que  le  has adjudicado a todas las cosas.
2 Reconocer que dichos objetivos no tienen sentido, en vez de considerarlos como "buenos" o "malos"; es la única manera de lograrlo.
3 La idea de hoy es un paso en esa dirección.

6.  Hoy se requieren seis sesiones de práctica, cada una de dos minutos de duración.  
2 Comienza cada sesión repitiendo la idea de hoy lentamente; luego mira a tu alrededor y deja que tu mirada se pose sobre cualquier cosa que te llame la atención, esté lejos o cerca, sea "importante" o "nimia", "humana" o "no humana". 
3 Mientras tus ojos descansan sobre cada objeto así seleccionado, di, por ejemplo:
4 No sé para qué es esa silla. 
5 No sé para qué es ese lápiz. 
6 No sé para qué es esta mano.
7 Dilo  lentamente,  sin apartar los  ojos  del objeto hasta  que  hayas  terminado  la  frase.  
8 Pasa  luego  al siguiente y aplica la idea de hoy de la misma manera.


***********************************

Entiendo y acepto esta idea. No sé el propósito de lo que me rodea, de las cosas que percibo que ocurren a mi alrededor, ni de las motivaciones de las personas con las que interactuo a diario.

También acepto la idea de que lo que veo y lo que siento está en función de mi percepción, que puedo cambiarla al eliminar los "juicios del ego", es decir, al ver las cosas, situaciones y personas, como lo que son, libres de mis pensamientos de ataque.

Veo que mis conclusiones acerca de los ejercicios denotaban tristeza, confusión... Cuanto más avanzo en ellos más perdido me siento.

Por todo esto he decidido, ya que todo está en mi y así lo creo, "reirme" de las circunstancias. Todo lo que sucede y que hoy me atrapa, mañana ya no estará. Lo que hoy me parece terrible mañana veré que era la razón de que otra cosa sucediese. Cualquier situación que un día me pareció transcendental e infranqueable, desapareció o se resolvió de forma inesperada.
No puedo hacer otra cosa que cambiar mi actitud, mi elección en la forma de ver las cosas. Todo sucede por un motivo, todo está perfectamente orquestado, todo es perfecto y todos representan su papel a la perfección. Entonces, ¿de qué debo preocuparme?. Simplemente debo mantener la consciencia de la perfección del Todo y disfrutarlo.

Soy un actor en una hermosa película. Debo interpretar mi papel, pues esa es mi tarea, pero no es necesario que me crea ser el personaje, puesto que la película acabará, mi papel en ella finalizará, pero yo seguiré siendo actor, seguiré siendo yo.

"No sé cual es el propósito de nada" es una liberación.


24 ene. 2013

LECCIÓN 24



No percibo lo que más me conviene.

1.  No te das cuenta en ninguna de las situaciones que se presentan ante ti del desenlace que te haría feliz. 
2 No tienes, por lo tanto, una pauta por la que regir debidamente tus acciones, ni manera alguna de juzgar sus resultados. 
3 Lo que haces está determinado por tu percepción de la situación de que se trate, y esa percepción es errónea. 
4 Es inevitable, pues, que nada de lo que hagas sea en beneficio de lo que más te conviene.  
5 No obstante, lo que más te conviene constituye tu único objetivo en toda situación que se perciba correctamente. 
6 De lo contrario, te resultará imposible reconocerlo.

2. Si te dieses cuenta de que en realidad no percibes lo que más te conviene, se te podría enseñar lo que ello es. 
2 Pero como estás convencido de que lo sabes, no puedes aprender. 
3 La idea de hoy es un paso encaminado a hacer que tu mente se vuelva receptiva de manera que el aprendizaje pueda dar comienzo.

3. Los ejercicios de hoy requieren mucha más honestidad de la que estás acostumbrado a usar. 
2 Te será más útil examinar unos pocos temas honesta y minuciosamente en cada una de las cinco sesiones de práctica que se deben llevar a cabo hoy, que un mayor número superficialmente.  
3 Se recomiendan dos minutos para cada uno de los períodos de búsqueda mental que los ejercicios de hoy requieren.

4.  Las sesiones de práctica se deben comenzar repitiendo la idea de hoy, a lo que debe seguir una búsqueda mental con los ojos cerrados de aquellas situaciones en tu vida que aún no estén resueltas y que actualmente te están causando desasosiego. 
2 Debes hacer hincapié en descubrir cuál es el resultado que  deseas.  
3 Te  darás  cuenta  muy  pronto  de  que  tienes  varios  objetivos  en  mente  como  parte  del resultado que deseas y también de que esos objetivos se encuentran en diferentes niveles y de que con frecuencia son conflictivos.

5.  Al aplicar la idea de hoy, nombra cada situación que se te ocurra, y luego enumera minuciosamente todos los objetivos que te gustaría alcanzar en el desenlace de la misma. 
2 El modelo que se debe seguir en cada caso debe ser más o menos así:
3 Lo que me gustaría que ocurriese en relación con _____ , es que _____y que _____ sucediese, y así sucesivamente.  
4 Trata de abarcar tantos diferentes desenlaces como honestamente se te ocurran, aun cuando algunos de ellos no parezcan estar directamente relacionados con la situación, o, lo que es más, ni siquiera parezcan tener nada que ver con ella.

6. Si haces estos ejercicios correctamente, te darás cuenta de inmediato de que estás exigiendo de cada situación un gran número de cosas que no tienen nada que ver con ella. 
2 Te percatarás asimismo de que muchos de tus objetivos son contradictorios, que no tienes un resultado concreto en mente, y que no puedes  por  menos  que  experimentar  desilusión  con  respecto  a  algunos  de  tus  objetivos, independientemente de como se resuelva finalmente la situación. 

7.  Después de pasar revista  a tantos  objetivos  anhelados  como puedas  para cada situación aún sin resolver que cruce tu mente, di para tus adentros:
2 No percibo lo que más me conviene en esta situación,  y pasa a la siguiente.


************************************

Tengo que aceptar que no se nada. No se que es lo mejor para mi. Desde mi limitada percepción, no puedo elegir correctamente.

En este cuento queda reflejada, de manera sencilla, la base de esta idea.

http://www.ivoox.com/cuento-taoista-ni-desgracia-ni-fortuna-sobre-audios-mp3_rf_1723607_1.html




23 ene. 2013

LECCIÓN 23


Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque.

1. La idea de hoy describe la única manera de poder escapar del miedo que jamás tendrá éxito.  
2 Nada más puede lograrlo; nada más tiene sentido.  
3 Pero esta manera de escapar no puede fallar.  
4 Cada pensamiento que albergas da lugar a algún segmento del mundo que ves. 
5 Es con tus pensamientos, pues con los que tenemos que trabajar, si es que tu percepción del mundo ha de cambiar.

2.  Si la causa del mundo que ves son los pensamientos de ataque, debes aprender que ésos son los pensamientos que no deseas.  
2 De nada sirve lamentarse del mundo. 
3 De nada sirve tratar de cambiarlo.
4 No se puede cambiar porque no es más que un efecto.  
5 Pero lo que sí puedes hacer es cambiar tus pensamientos  acerca  de  él.  
6 En ese caso estarás cambiando la causa.  
7 El  efecto  cambiará automáticamente.

3. El mundo que ves es un mundo vengativo, y todo en él es un símbolo de venganza. 
2 Cada una de las percepciones que tienes de la "realidad externa" no es más que una representación grá fica de tus propios pensamientos de ataque.  
3 Uno podría muy bien preguntarse si a esto se le puede llamar ver.  
4 ¿No es acaso "fantasía" una mejor palabra para referirse a ese proceso, y "alucinación" un término más apropiado para su resultado?

4. Ves el mundo que has fabricado, pero no te ves a ti mismo como el que fabrica las imágenes. 
2 No se te puede salvar del mundo, pero te puedes escapar de su causa.  
3 Éste es el significado de la salvación, pues, ¿dónde se encuentra el mundo que ves cuando su causa ha desaparecido? 
4 La visión ya tiene un sustituto para todo lo que crees ver ahora. 
5 La hermosura puede iluminar tus imágenes y transformarlas de tal manera que las llegues a amar, aun cuando fueron forjadas del odio, 
6 pues ya no las estarás forjando solo.

5. La idea de hoy introduce el pensamiento de que no estás atrapado en el mundo que ves porque su causa se puede cambiar. 
2 Éste cambio requiere, en primer lugar, que se identifique la causa y luego que se abandone, de modo que pueda ser reemplazada. 
3 Los primeros dos pasos de este proceso requieren tu cooperación. 
4 El paso final, no. 
5 Tus imágenes ya han sido reemplazadas. 
6 Al dar los dos primeros pasos, comprobarás que esto es cierto.

6.  Además de usar la idea de hoy a lo largo del día según lo dicte la necesidad, se requieren cinco sesiones de práctica para su aplicación.  
2 Según miras a tu alrededor, repite primero la idea para  tus adentros lentamente, y luego cierra los ojos y dedica alrededor de un minuto a buscar en tu mente el mayor número posible de pensamientos de ataque que se te ocurran. 
3 Conforme cada uno de ellos cruce tu mente, di:
4 Puedo escaparme del mundo que veo renunciando a los pensamientos de ataque acerca de _____
5 Mantén presente cada pensamiento de ataque mientras repites esto, luego descártalo y pasa al siguiente.

7.  Durante las sesiones de práctica, asegúrate de incluir tanto los pensamientos de ataque contra otros como los de ser atacado.  
2 Los efectos de ambos son exactamente lo mismo, puesto que ambos son exactamente lo mismo. 
3 Aún no reconoces esto, y lo único que se te pide de momento es que durante las sesiones de práctica los trates de igual modo.  
4 Todavía nos encontramos en la etapa de identificar la causa del mundo que ves.  
5 Cuando finalmente aprendas que los pensamientos de atacar y los de ser atacado no son diferentes, estarás listo para abandonar dicha causa.


***********************************

Esto de sacar "los trapos sucios", recordar y revivir esas situaciones que me han sido dolorosas, que parecian estar olvidadas y superadas... Duele.

No debería causar ese efecto, puesto que sólo están en mi pensamiento, son pasado que ya no existe, y sin embargo... Duele.

Y no sólo duele en el alma, el cuerpo se afloja, la energía se disipa y la perturbación de la mente influye claramente en el plano físico.

He realizado el ejercicio, esperaba ver un mundo más "bonito", tener un día maravilloso. El resultado ha sido todo lo contrario, a medida que transcurría la jornada, me iba apagando, y las situaciones se presentaban cada vez más pesadas.

Aún siendo consciente de todo esto, no he podido evitarlo, y ahora reflexionando sobre los acontecimientos, veo que no ha pasado nada, ha sido un día "normal", pero que mi percepción no era la correcta. He comprobado que yo mismo me he puesto la zancadilla hora tras hora, me he sentido agredido por el mundo.

Ahora me hace gracia, he boicoteado un día de mi vida, he decidido sufrir y no ser feliz. Nada me lo impedía salvo yo.
Ese yo (ego) al que tengo que entender, reconocer y observar, para poder dejar de hacerle caso.

Voy a continuar continuando. Sigo sin saber donde lleva todo esto, sin saber si sirve para algo, hay en mi más dudas que razones, pero siento sinceramente que estoy avanzando, aunque en esta fase del proceso es como estar bajando a un pozo a coger agua, se que está ahí, que tengo la necesidad de beber para poder sobrevivir... Pero está todo tan oscuro.



22 ene. 2013

LECCIÓN 22


Lo que veo es una forma de venganza.

1.  La idea de hoy describe con gran precisión la manera en que todo aquel que alberga en su mente pensamientos de ataque no puede sino ver el mundo. 
2 Habiendo proyectado su ira sobre el mundo, lo que ve es la venganza a punto de devolverle el golpe. 
3 De esta manera, percibe su propio ataque como un acto en defensa propia.  
4 Esto se convierte progresivamente en un círculo vicioso hasta que esté dispuesto a cambiar la manera como ve las cosas.  
5 De lo contrario, los pensamientos de ataque y contraataque le consumirán y poblarán todo su mundo. 
6 ¿De qué paz mental podría gozar en tales condiciones?

2. De esta fantasía salvaje es de lo que te quieres escapar. 
2 ¿No es maravilloso recibir las buenas nuevas de  que  no  es  real?  
3 ¿No  te  alegra  sobremanera  descubrir  que  te  puedes  escapar  de ella?  
4 Tú  has fabricado lo que deseas destruir; lo que odias y lo que quieres atacar y matar.  
5 Nada de lo que temes existe.

3. Mira hoy al mundo que te rodea por lo menos cinco veces, durante no menos de un minuto cada vez. 
2 A medida que tus ojos pasen lentamente de un objeto a otro, de un cuerpo a otro, di para tus adentros:
3 Veo únicamente lo perecedero. 
4 No veo nada que vaya a perdurar. 
5 Lo que veo no es real.
6 Lo que veo es una forma de venganza. 
7 Al final de cada sesión de práctica, pregúntate:
8 ¿ Es éste el mundo que realmente quiero ver?
9 La respuesta será obvia.


*****************************************

Según el diccionario de la Real Academia Española (RAE);

ira: Pasión del alma, que causa indignación y enojo.
venganza: Satisfacción que se toma del agravio o daño recibidos.

Sin duda, la vida nos ofrece cada día aquello que debemos aprender. Hoy he vivido varias situaciones en las que he sentido "ira". Gracias al ejercicio he sido consciente de ello y de mi reacción de "venganza". Me he sentido agredido y creyéndome dueño de la razón, de la verdad, he reaccionado ante lo que para mi era una injusticia. Obviamente esas situaciones no me han proporcionado paz.
Hay un dicho; ¿Prefieres tener razón o ser feliz?
Yo he optado por tener razón, y aunque la reacción no fue con cólera ni rabia, no puedo negar que la descripción de venganza que hace la RAE es lo que más se aproxima a lo que sentí.

Inmediatamente apliqué a mis pensamientos el ejercicio de hoy, pero el ego es muy fuerte, muy sutil, y por encima de todo, su voz seguía repitiendo; si, no será real esta situación, pero que se jodan.

Es innegable que estos ejercicios van calando. Sólo el poder reconocer mis emociones, ser consciente que las fabrico yo, asumir mi responsabilidad en la decisión de ser feliz o no serlo, me hacen tomarme la vida de otra manera, vale la pena estar tranquilo, pensar antes de actuar y ver que todo lo que ocurre es efímero, que pasará, que no es real pues es sólo mi forma de percibirlo.

Me doy cuenta de que este no es el mundo que quiero vivir y de que está en mi mano (en mi pensamiento) cambiarlo, simplemente cambiando mi forma de sentir, de percibir la "realidad".

Estoy seguro de que otra realidad existe y es posible, aunque ahora no la pueda ver y no sepa como llegar a ella.

QUIERO APRENDER.






21 ene. 2013

LECCIÓN 21


Estoy decidido a ver las cosas de otra manera.

1. La idea de hoy es obviamente una continuación y ampliación de la anterior.  
2 Esta vez, sin embargo, además  de  aplicar  la  idea  a  cualquier  situación  concreta  que  pueda  surgir,  son  necesarios  también períodos específicos de búsqueda mental. 
3 Se te exhorta a que lleves a cabo cinco sesiones de práctica de un minuto completo cada una.

2.  Inicia las sesiones de práctica repitiendo la idea en tu interior.  
2 Luego cierra los ojos y busca con minuciosidad en tu mente aquellas situaciones pasadas, presentes o previstas que susciten ira en ti. 
3 La ira puede manifestarse  en cualquier clase  de reacción,  desde  una  ligera irritación  hasta  la  furia más desenfrenada. 
4 El grado de intensidad de la emoción experimentada es irrelevante. 
5 Te irás dando cuenta cada vez más de que una leve punzada de molestia no es otra cosa que un velo que cubre una intensa furia. 

3. Trata, por lo tanto, durante las sesiones de práctica, de no dejar escapar aquellos pensamientos de ira que consideras "insignificantes". 
2 Recuerda que no reconoces realmente qué es lo que suscita ira en ti, y nada de lo que puedas creer al respecto tiene significado alguno. 
3 Probablemente te sentirás tentado de emplear más tiempo en ciertas situaciones o personas que en otras, sobre la base falsa de que son más "obvias"  
4 Esto no es cierto.  
5 Es  meramente un ejemplo de la creencia de que ciertas formas de ataque están más justificadas que otras.

4. Al escudriñar tu mente en busca de todas las formas en que se presentan los pensamientos de ataque, mantén cada uno de ellos presente mientras te dices a ti mismo:
2 Estoy decidido a ver a _____ (nombre de la persona] de otra manera.
3 Estoy decidido a ver _____ [especifica la situación] de otra manera.

5. Trata de ser tan específico como te sea posible.  
2 Puede, por ejemplo, que concentres tu ira en una característica determinada de alguna persona en particular, creyendo que la ira se limita a ese aspecto. 
3 Si tu percepción sufre de esa forma de distorsión, di: 
4 Estoy decidido a ver [precisa la característica] de [nombre de la persona] de otra manera.


***********************************

No ha resultado fácil el ejercicio de hoy, mi mente se resistía a ver situaciones de ira. No obstante he realizado el ejercicio, esto es un entrenamiento mental, y como en cualquier entrenamiento, no todos los días rendimos de igual manera.

Así que la conclusión de hoy, referente a este ejercicio y a lo que va de lecciones, es que hay una resistencia del "ego", de la forma de pensar habitual, que se puede modificar a base de ejercicios y, sobre todo de voluntad, de la voluntad de querer cambiarlo.

Aquí dejo hoy un vídeo de Enric Corbera, su trabajo, basado en UCDM, me ha ayudado, de alguna manera, en mi propio proceso.






20 ene. 2013

LECCIÓN 20


Estoy decidido a ver.

1. Hemos tenido hasta ahora una actitud bastante relajada con respecto a nuestras sesiones de práctica.
2 Apenas hemos tratado de dirigir el momento en que debes llevarlas a cabo; el esfuerzo requerido por tu parte ha sido mínimo, y ni siquiera se te ha pedido que cooperes o que te intereses activamente en ellas.
3 Este enfoque ha sido intencional, y ha sido planeado muy cuidadosamente. 
4 No hemos perdido de vista lo importante que es invertir completamente tu manera de pensar. 
5 La salvación del mundo depende de ello.
6 Mas no podrás ver si te sientes coaccionado, o si te abandonas al resentimiento y a la oposición.

2. Ésta es la primera vez que intentamos establecer cierta estructura. 
2 No interpretes esto erróneamente como un intento de querer ejercer presión o fuerza.  
3 Deseas la salvación.  
4 Deseas ser feliz.  
5 Deseas la paz. 
6 No lo has logrado todavía porque tu mente no tiene ninguna disciplina, y no puedes distinguir entre la dicha y el pesar, el placer y el dolor, o el amor y el miedo. 
7 Ahora estás aprendiendo a diferenciar unos de otros. 
8 Y grande en verdad será tu recompensa cuando lo logres.

3. Tu decisión de querer ver es todo lo que requiere la visión. 
2 Lo que quieres se te concede. 
3 No cometas el error de creer que el pequeño esfuerzo que se te pide es una indicación de que nuestro objetivo es de poco valor.  
4 ¿Cómo iba a ser la salvación del mundo un propósito trivial?  
5 ¿Y  cómo podría salvarse el mundo si no te salvas tú? 
6 Dios tiene un solo Hijo, y él es la resurrección y la vida. 
7 Su voluntad se hace porque se le ha dado pleno poder en el Cielo y en la tierra.  
8 Con tu decisión de querer ver, se te da la visión.

4. Los ejercicios de hoy consisten en que te recuerdes a ti mismo a lo largo del día que quieres ver. 
2 La idea de hoy implica tácitamente también el reconocimiento de que ahora no ves.  
3 Por lo tanto, cada vez que repites la idea, estás afirmando que estás decidido a cambiar tu estado actual por uno mejor, por uno que realmente deseas.

5. Repite la idea de hoy lentamente y a conciencia por lo menos dos veces por hora, y trata de hacerlo cada media hora. 
2 No te desanimes si se te olvida hacerlo, pero esfuérzate al máximo por acordarte. 
3 Las repeticiones adicionales deben aplicarse a cualquier situación, persona o acontecimiento que te perturbe.
4 Puedes verlos de otra manera, y los verás. 
5 Verás lo que desees ver. 
6 Ésta es la verdadera ley de causa y efecto tal como opera en el mundo.


*********************************


Comienzo con una anécdota que me sucedíó en esta lección:
Preparé el reloj para que me avisase cada media hora con el fin de realizar el ejercicio. Salí a la calle, y al cabo de un rato sonó. Fui a leer la frase del día "estoy decidido a ver", no podía leerla¡¡¡, me había dejado las gafas en casa... jajajaja.

Parece una casualidad, pero es un símbolo de las resistencias; a nivel subconsciente, que el ego nos trata de imponer. Esto me hizo estar mucho más atento al ejercicio durante todo el día.

En cuanto al ejercicio en sí, poco que comentar hoy, tan sólo destacar que cada vez me resulta más sencillo estar atento a mis pensamientos y a las sensaciones que provocan en mi estado de ánimo e incluso, a nivel físico, en mi cuerpo.

En la puerta del Oráculo de Delfos había una inscripción que decía:
Querer, Saber, Atreverse y Callar.

Estoy en la primera fase (Querer), quiero cambiar mi percepción, mi forma de ver, de sentir. Estos primeros ejercicios siento que van reforzando esta decisión.

Antes de realizar cualquier cambio hay que tener la firme convicción de querer realizarlo, esto es fundamental, sin el propósito claro del cambio, sin la decisión personal y sincera, nada puede hacerse... Esto es también parte del "Libre Albedrío" que tanto cuesta entender.




19 ene. 2013

LECCIÓN 19


No soy el único que experimenta los efectos de mis pensamientos.

1. La idea de hoy es obviamente la razón por la que lo que ves no te afecta a ti solo. 
2 Notarás que las ideas que presentamos relacionadas con el acto de pensar a veces preceden a las que están relacionadas con la percepción, mientras que en otras ocasiones se invierte ese orden. 
3 Eso se debe a que el orden en sí no importa. 
4 El acto de pensar y sus resultados son en realidad simultáneos, ya que causa y efecto no están nunca separados.

2.  Hoy volvemos a hacer hincapié en el hecho de que las mentes están unidas.
2 Rara vez se acoge bien esta idea al principio, puesto que parece acarrear un enorme sentido de responsabilidad, e incluso puede considerarse como "una invasión de la vida íntima”. 
3 Sin embargo, es un hecho que no existen pensamientos privados. 
4 A pesar de tu resistencia inicial a esta idea, ya entenderás que para que la salvación sea posible, esta idea tiene que ser verdad. 
5 Y la salvación tiene que ser posible porque es la Voluntad de Dios.

3.  El minuto de búsqueda mental que se requiere para los ejercicios de hoy debe hacerse con los ojos cerrados. 
2 Repite primero la idea de hoy y luego escudriña tu mente en busca de aquellos pensamientos que se encuentren en ella en ese momento. 
3 A medida que examines cada uno de ellos, descríbelo en función del personaje o tema central que contenga, y mientras lo mantienes en la mente, di:
4 No soy el único que experimenta los efectos de este pensamiento acerca de _____

4. El requisito de ser lo más imparcial posible al seleccionar los objetos para las sesiones de práctica ya te debe resultar bastante familiar a estas alturas, y de aquí en adelante no se repetirá diariamente, aunque se incluirá de vez en cuando a modo de recordatorio.
2 No olvides, sin embargo, que seleccionar los objetos al azar en todas las sesiones de práctica seguirá siendo esencial hasta el final.  
3 Esta falta de orden en el proceso de selección es lo que hará que finalmente tenga sentido para ti el hecho de que no hay grados de dificultad en los milagros.

5.  Además de las aplicaciones de la idea de hoy "según lo dicte la necesidad"; se requieren por lo menos tres  sesiones  de práctica,  aunque  el  tiempo  requerido  para  las  mismas  podría  acortarse  si  ello  fuese necesario. 
2 No intentes hacer más de cuatro.


************************************

En este ejercicio, al igual que en anterior, la palabra que viene a mi mente es "responsabilidad". Las cosas que pienso, aunque sea a un nivel inconsciente, afectan a todos y todo lo que me rodea, así se forma el mundo que percibo. Como ejemplo simple pienso en esas veces en las que entro en un sitio y hay un grupo de gente, uno percibe una sensación en el ambiente inmediatamente, notas si hay alegría o tristeza, rabia, secretos... Aunque no conozcas a esa gente ni sepas de que hablan, es eso que llamamos "vibraciones", que brotan del estado de ánimo de los presentes.

Nos cruzamos con muchas personas a diario, si observamos nuestras sensaciones al pasar junto a ellos, si empatizamos unos segundos, sentimos si la persona está triste, alegre, enfadada, ausente o gozosa, y de alguna manera, aunque sea brevemente, captamos esa emoción y la hacemos nuestra, la sentimos como propia.
Es lógico pensar que yo causo el mismo efecto en los demás.

Debo estar atento a mis pensamientos y la emoción que me provoca. Tratar de entender su origen y darle el sentido correcto en el ahora, en el momento actual, liberado de factores de mi propio pasado, de mis creencias y pautas de comportamiento.

¿Cómo sería el mundo si todos actuásemos de esa manera?

No lo se.
No voy a pretender cambiar a nadie.
No voy a esperar que suceda.

Voy a hacer mi parte lo mejor que sepa.
Es todo cuanto puedo hacer.




18 ene. 2013

LECCIÓN 18


No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver.

1. La idea de hoy es un paso más en el proceso de aprender que los pensamientos que dan lugar a lo que ves nunca son neutros o irrelevantes. 
2 También hace hincapié en la idea, a la que posteriormente se le dará cada vez mayor importancia, de que las mentes están unidas.

2. La idea de hoy no se refiere tanto a lo que ves como a la manera en que lo ves. 
2 Por lo tanto, los ejercicios de hoy hacen hincapié en ese aspecto de tu percepción.  
3 Las tres o cuatro sesiones de práctica que se recomiendan deben hacerse de la siguiente manera:

3. Mira a tu alrededor, y a medida que selecciones los objetos para la aplicación de la idea de hoy tan al azar como sea posible, descansa tu mirada en cada uno de ellos el tiempo suficiente para poder decir:
2 No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver
3 Concluye cada sesión de práctica repitiendo esta afirmación más general:
4 No soy el único que experimenta los efectos de mi manera de ver.
5 Un minuto, o incluso menos, es suficiente para cada sesión de práctica.


***********************************


En este punto, la mente va madurando, al darme cuenta de la importancia que mis pensamientos tienen en la forma en que el mundo se presenta ante mi.

Observo las cosas, las personas y las situaciones que ocurren a mi alrededor de otra forma. Están ahí, y se presentan así, porque mi estado de ánimo, mis pensamientos y emociones crean esa percepción. De esto ya he hablado antes, los ejercicios van calando, compruebo que las cosas que me suceden están en consonancia con mi estado mental.

Ahora se añade una nueva percepción; no sólo crean mi mundo, también influyen en el de los demás. Esto se ve de manera práctica en cualquier situación en la que me detengo a reflexionar. Mi enfado, por ejemplo, me trae situaciones que me propician más enfado, entonces interactuo desde el enfado, y lo que me rodea me responde desde esa misma actitud. Se crea una espiral ascendente en la que sólo mi cambio de actitud puede frenarla.

Aquí surge la "responsabilidad". No puedo evitar que las cosas sucedan, otros están ahí con sus propios pensamientos y creencias, la vida sucede sin más, yo sólo puedo, ni más ni menos, controlar mis propios pensamientos. Es un "trabajo de equipo". Mi responsabilidad es mantener mis pensamientos neutros, observar e interactuar con la vida sin pretender, sin buscar objetivos. Lo que los demás hagan o piensen no debe afectar mi estado, lo que sucede es siempre lo correcto, aunque yo sea incapaz de entenderlo. Hago mi papel, observo mis pensamientos y me coloco en el Ahora.

En mis trabajos con los sueños lúcidos consigo muchas veces esta posición, en la que dejo que el sueño transcurra para ver que debo aprender o entender de él. Independientemente de que el sueño sea agradable o una pesadilla, al tomar el papel de observador y tener conciencia de estar soñando, siento que las cosas que suceden en él, no me afectan a nivel de sentimientos, es como ver una película en la que se que hay un mensaje para mi.

Sobre el trabajo con sueños lúcidos escribí una breve guía hace un tiempo, por si a alguien puede interesarle esta es la dirección para descargarla. (es breve, 11 páginas).

https://docs.google.com/file/d/0B9aFvza8A9J0cnVFYmxHOW40YkU/edit?pli=1



17 ene. 2013

LECCIÓN 17


No veo cosas neutras.

1. Esta idea es otro paso en el proceso de identificar causa y efecto tal como realmente operan en el mundo.
2 No ves cosas neutras porque no tienes pensamientos neutros. 
3 El pensamiento siempre tiene lugar primero, a pesar de la tentación de creer que es al contrario. 
4 El mundo no piensa de esa manera, pero tú tienes que aprender que así es como piensas tú.
5 De lo contrario, la percepción carecería de causa, y sería ella misma la causa de la realidad. 
6 En vista de su naturaleza altamente variable, eso es de todo punto imposible.

2. Al aplicar la idea de hoy mantén los ojos abiertos mientras te dices a ti mismo:
2 No veo cosas neutras porque no tengo pensamientos neutros.
3 Luego mira a tu alrededor, dejando que tu mirada se pose sobre cada cosa que notes el tiempo suficiente para poder decir:
4 No veo un/una _____ neutro/a porque mis pensamientos acerca de _____ no son neutros.
5 Podrías decir, por ejemplo:
6 No veo una pared neutra porque mis pensamientos acerca de las paredes no son neutros.
7 No veo un cuerpo neutro porque mis pensamientos acerca de los cuerpos no son neutros.

3. Como de costumbre, es esencial no hacer distinciones entre lo que crees que es animado o inanimado, agradable o desagradable.  
2 Independientemente de lo que puedas creer, no ves nada que esté realmente vivo o que sea realmente gozoso. 
3 Eso se debe a que todavía no eres consciente de ningún pensamiento realmente verdadero, y, por lo tanto, realmente feliz.

4. Se recomiendan tres o cuatro sesiones de práctica concretas, e incluso si experimentas resistencia, son necesarias cuando menos tres para obtener el máximo beneficio. 
2 En tal caso, no obstante, puedes acortar la duración de la sesión a menos del minuto que de otra forma se recomienda.


************************************

Veo cada vez con mayor nitidez que los pensamientos que tengo sobre las cosas que veo y me suceden, influyen en mi percepción, en mi manera de ver el mundo y en mi estado de ánimo.

Las cosas que suceden, simplemente suceden. Soy yo el que de manera automática y, muchas veces inconsciente, las clasifico, las juzgo, les doy un valor que realmente no tienen, las cargo con mis propias experiencias del pasado y le doy proyección hacia un futuro posible, probable, pero de todas todas, inexistente.

Antes de que nada suceda debe ser pensado. No existiría el lápiz si antes alguien no hubiese pensado en la "posibilidad" de un objeto de tales características.
No existiría la guerra si antes alguien no hubiese pensado en la posibilidad de tales actos.

No existiría nada si antes alguien no hubiese pensado en la posibilidad de su existencia.

Por tanto, los pensamientos son la base para la existencia, crean la posibilidad de que algo exista (principio de física cuántica), y puesto que yo sólo puedo ser responsable de mis pensamientos, mi función, de momento, es tomar consciencia de los mismos.

Hasta aquí entiendo que estos ejercicios tratan, simplemente, de hacerme consciente de este paradigma, cambiar la forma en que pienso las cosas para poder tomar una nueva visión, una forma diferente de pensar.

No me planteo nada más en este punto, sigo con los ejercicios, puesto que noto que algo está cambiando, no en el mundo sino en mi. No resulta fácil y, a veces, es frustrante. Una voz(supongo que el ego) me dice que esto es una perdida de tiempo, que no es razonable. Pero a medida que voy profundizando, que tomo consciencia de mis propios pensamientos, esa voz suena cada vez más lejana y menos cargada de razones.




16 ene. 2013

LECCIÓN 16


No tengo pensamientos neutros.

1. La  idea  de  hoy  es  uno de  los  pasos  iniciales  en el  proceso  de desvanecer la  creencia  de que  tus pensamientos no tienen ningún efecto. 
2 Todo lo que ves es el resultado de tus pensamientos. 
3 En esto no hay excepciones. 
4 Los pensamientos no son ni grandes ni pequeños, ni poderosos ni débiles. 
5 Son simplemente verdaderos o falsos. 
6 Aquellos que son verdaderos crean a su semejanza. 
7 Aquellos que son falsos fabrican a la suya.

2. No hay concepto más auto-contradictorio que el de "pensamientos fútiles" 
2 Difícilmente se puede calificar de fútil a lo que da origen a la percepción de todo un mundo. 
3 Cada pensamiento que tienes contribuye a la verdad o a la ilusión: o bien extiende la verdad o bien multiplica las ilusiones. 
4 Ciertamente puedes multiplicar lo que no es nada, pero no por ello lo estarás extendiendo.

3. Además  de reconocer que  los pensamientos  no son nunca fútiles,  la salvación  requiere  que también reconozcas que cada pensamiento que tienes acarrea paz o guerra, amor o miedo. 
2 Un resultado neutral es imposible  porque  es  imposible  que  haya  pensamientos  neutros.  
3 Hay  tal  tentación  de  descartar  los pensamientos atemorizantes por considerárseles irrelevantes, triviales e inmerecedores de que uno se ocupe de ellos, que es esencial que los reconozcas a todos como igualmente destructivos, aunque también como igualmente irreales.  
4 Practicaremos con esta idea de muchas formas antes de que realmente la llegues a entender.

4. Al aplicar la idea de hoy, escudriña tu mente con los ojos cerrados durante un minuto más o menos, esforzándote al máximo por no pasar por alto ningún pensamiento "insignificante" que tienda a eludir tu búsqueda.  
2 Esto te resultará bastante difícil hasta que te acostumbres a ello.  
3 Descubrirás que todavía te resulta difícil no hacer distinciones artificiales. 
4 Cualquier pensamiento que se te ocurra, independientemente de las cualidades que le asignes, es un sujeto adecuado para aplicarle la idea de hoy.

5. Durante las sesiones de práctica, repite primero la idea para tus adentros, y luego, a medida que cada pensamiento cruce tu mente, manténlo en tu conciencia mientras te dices a ti mismo:
2 Este pensamiento acerca de _____ no es un pensamiento neutro.
3 Ese pensamiento acerca de _____ no es un pensamiento neutro. 
4 Como de costumbre, usa la idea de hoy cada vez que notes algún pensamiento en particular que te produzca desasosiego. 
5 Sugerimos a este fin la siguiente variación de la idea:
6 Este  pensamiento  acerca  de  _____  no  es  un  pensamiento  neutro  porque  no  tengo pensamientos neutros.

Se recomiendan cuatro o cinco sesiones de práctica en caso de que te resulten relativamente fáciles. 'De experimentar  tensión,  tres  serán  suficientes.
La  duración  del  ejercicio  debe  reducirse  asimismo  si experimentas cualquier sensación de incomodidad.


************************************


Los pensamientos pueden fabricar o crear.

Este principio es fundamental para entender el mundo que nos rodea, el que nosotros percibimos para nosotros mismos. No se debe infravalorar ningún pensamiento, puesto que todos tienen el mismo poder para modificar nuestra percepción.

A estas alturas del Curso no sé distinguir unos de otros, pero siento que estos ejercicios me ayudan a reflexionar sobre mis propios pensamientos y eso,  ya es mucho.

Sigo trabajando en esto.






15 ene. 2013

LECCIÓN 15


Mis pensamientos son imágenes que yo mismo he fabricado.

1. No reconoces que los pensamientos que piensas que piensas no son nada debido a que aparecen como imágenes. 
2 Piensas que los piensas, y por eso piensas que los ves. 
3 Así es como se forjó tu "manera de ver".  
4 Ésta es la función que le has atribuido a los ojos del cuerpo.  
5 Eso no es ver.  
6 Eso es fabricar imágenes, 
7 lo cual ocupa el lugar de la visión, y la reemplaza con ilusiones.

2. Esta idea introductoria al proceso de fabricar imágenes que tú llamas ver, seguramente no tendrá mucho significado para ti al principio.  
2 Comenzarás a entenderla cuando hayas visto pequeños bordes de luz alrededor de los mismos objetos que ahora te resultan familiares.
3 Ése es el comienzo de la verdadera visión. 
4 Puedes estar seguro de que ésta no tardará en llegar una vez que eso haya ocurrido.

3. A medida que avancemos, tal vez experimentes muchos "episodios de luz". 
2 Éstos pueden manifestarse de muchas maneras distintas, algunas de ellas bastante inesperadas. 
3 No tengas miedo de ellos. 
4 Son la señal de que por fin estás abriendo los ojos.  
5 No  seguirán ocurriendo, pues simbolizan meramente la percepción verdadera y no guardan  relación alguna  con el conocimiento.
6 Estos ejercicios no han de revelarte el conocimiento, 
7 pero allanarán el camino que conduce a él.

4. Al practicar con la idea de hoy, repítela primero para tus adentros, y luego aplícala a cualquier cosa que veas a tu alrededor, usando el nombre del objeto en cuestión y dejando descansar tu mirada sobre él mientras dices:
2 Esta(e) _____ es una imagen que yo mismo he fabricado.
3 Ese(a) _____ es una imagen que yo mismo he fabricado.
4 No es necesario incluir un gran número de objetos específicos al aplicar la idea de hoy.  
5 Pero sí es necesario que continúes mirando cada objeto mientras repites la idea para tus adentros. 
6 La idea debe repetirse muy lentamente en cada caso.

5. Si bien es obvio que no podrás aplicar la idea a un gran número de objetos durante el minuto más o menos  de  práctica  que  se  recomienda,  trata  de  seleccionarlos  tan  al  azar  como  sea  posible.  
2 Si  te empiezas a sentir incómodo, menos de un minuto será suficiente. 
3 No lleves a cabo más de tres sesiones de práctica con la idea de hoy a no ser que te sientas completamente a gusto con ella, pero no hagas más de cuatro. 
4 Puedes, no obstante, aplicar la idea durante el transcurso del día según lo dicte la necesidad.


*******************************************


Hoy he tenido una extraña experiencia, no sé si es relevante o no, pero me ha resultado impactante, aunque contada pueda parecer sólo una imaginación.

Estaba haciendo cola el la caja de un supermercado, de pronto, y sin que estuviese pensando en nada en particular, vi durante una fracción de segundo que todo se detenía; todos estaban quietos, en silencio. Traté de sacar de la cesta los productos que llevaba y estos se resistían, caían de mis manos de vuelta a la cesta...
De repente pasó todo, el sonido volvió y la actividad continuó, el mundo se puso de nuevo en marcha.
Durante ese escaso lapso de tiempo, como en un sueño, tuve la posibilidad de mirar las caras estáticas de la  gente que me rodeaba, los productos que había sobre la cinta transportadora, incluso me giré para  ver todo el supermercado, totalmente parado y en silencio.

No se si tiene relación con los ejercicios o, simplemente, fue una bajada de tensión o cualquier otra cosa de tipo físico, lo cierto es que lo viví y me impactó, sobre todo,  la sensación de que el tiempo es relativo, puesto que viví una fracción de segundo congelada, en la que sólo yo seguía moviéndome y era consciente de la situación.