27 ene. 2013

LECCIÓN 27


Por encima de todo quiero ver.

1.  La idea de hoy expresa algo más fuerte que una simple resolución.  
2 Le da prioridad a la visión por encima de todos tus demás deseos.  
3 Quizá te sientas indeciso con respecto a si usar esta idea o no, debido a que no estás seguro de si eso es lo que realmente quieres.
4 Eso no importa. 
5 El propósito de los ejercicios de hoy es aproximar un poco más el momento en que esta idea sea completamente verdadera para ti.

2.  Puede que sientas una gran tentación de creer que se te está pidiendo algún tipo de sacrificio cuando dices que por encima de todo quieres ver. 
2 Si  te sientes incómodo por la falta de reserva que esta idea entraña, añade:
3 La visión no le cuesta nada a nadie.
4 Si el temor a perder algo aún persiste, di además: 
5 Tan sólo puede bendecir.

3.  Necesitas repetir la idea de hoy muchas veces para obtener el máximo beneficio. 
2 Se debe repetir por lo menos cada media hora, e incluso más si es posible. 
3 Puedes intentarlo cada quince o veinte minutos.
4 Se recomienda que al despertarte o poco después, establezcas un horario fijo según el cual vas a repetir la idea de hoy, y que trates de adherirte a él durante todo el día. 
5 No te será difícil hacerlo, aun si estás conversando u ocupado en otra cosa cuando llegue el momento de repetirla.  
6 Siempre se puede repetir una frase corta silenciosamente sin que ello interfiera en nada.

4.  Lo que realmente importa es: ¿con qué frecuencia te vas a acordar? 
2 ¿Hasta qué punto quieres que esa idea sea verdad? 
3 Si contestas una de estas preguntas habrás contestado la otra. 
4 Probablemente te saltarás algunas prácticas, o tal vez muchas. 
5 No  dejes que eso te perturbe, pero sí trata de adherirte al horario  establecido  de  ahí  en  adelante.  
6 Si  sientes  que  una  sola  vez  durante  todo  el  día  fuiste completamente sincero al repetir la idea de hoy, puedes estar seguro de que con ello te habrás ahorrado muchos años de esfuerzo.


***********************************

Puse el reloj para que sonase cada media hora. Repetí el ejercicio tantas veces como me acordaba, además de las programadas. No ocurrió nada especial, el día fue "normal".

Pero algo si noté, cada vez que me venía a la cabeza la idea de hoy, me daba cuenta de lo que pasaba por mi cabeza en esos momentos, me di cuenta de que mi mente-ego, no para de hablarme, un rur-run tedioso y pesado que me hace pensar, una y otra vez, en cosas que no me interesan, que no me aportan nada bueno, que no solucionan conflictos.

El ejercicio de controlar sistemáticamente en lo que pienso, me ha ayudado a darme cuenta de que pienso sin parar, y de que no pienso siempre en lo que mas me conviene, en cosas que me provocan paz. Al tomar consciencia de ellos, los cambiaba inmediatamente, y así he me he mantenido en un estado tranquilo y receptivo durante todo el día. No, no ha ocurrido nada especial durante el día, pero ahora me doy cuenta de que todo ha sido especial porque no inundé las cosas, las personas y las situaciones, con juicios y pensamientos propios, simplemente me pillaba, observaba, interactuaba y gozaba.

El ejercicio de "estar alerta" a los propios pensamientos, es un trabajo positivo que voy a repetir más veces. Chequear periódicamente mi cabeza hace que no deje que me invadan ego-pensamientos, ideas inútiles que causan desequilibrio en mi mente y cuerpo.

Así pues, "Por encima de todo quiero ver." No ha resultado como yo esperaba, pero si ha dado sus frutos, he podido "VER" el mundo de otra manera, aunque creo que no es a esto a lo que el curso hace referencia, siento que es un paso hacia adelante.




No hay comentarios :

Publicar un comentario